Madrid continúa su apuesta por la digitalización y la innovación tecnológica

Madrid continúa su apuesta por la digitalización y la innovación tecnológica

Madrid lleva varios años apostando sin reparos por la digitalización y la innovación tecnológica, algo que le posiciona como uno de los grandes referentes en estos campos a escala continental.

Esta situación supone una ventaja competitiva fundamental que cada vez consigue más inversión extranjera y atrae a las principales compañías digitales del planeta. Esto supone un impulso para varios sectores que ya tenían una fuerte presencia en Madrid como el turismo o la industria del ocio y el entretenimiento, mientras que otros campos no dejan de ganar peso a pasos agigantados.

Ahora mismo, podemos conectarnos a la red desde cualquier punto de la geografía madrileña, algo que era impensable hace tan solo un par de décadas. Además, las redes 5G no dejan de expandirse hacia zonas alejadas de los principales núcleos urbanos, generando un ecosistema digital que permite la deslocalización y reduce la brecha digital en los pequeños municipios.

Esto hace que los productos más aclamados por parte de los consumidores digitales lleguen a un número mayor de usuarios, como sucede con las plataformas de streaming, el comercio electrónico o el eGaming. De este modo, juegos online como las tragaperras con bote se posicionan como un pilar del entretenimiento, gracias a un amplio abanico de contenido al que podemos acceder de forma totalmente gratuita con la única condición de registrarnos.

Por otro lado, la capital se convierte en un nicho de mercado fundamental para las plataformas de streaming, que llegan a millones de usuarios que mejoran su experiencia de consumo gracias a una buena conectividad. Los mismo sucede con las empresas que se dedican al comercio electrónico, pero también con otros muchos servicios que se han digitalizado en los últimos años.

Otra de las oportunidades tecnológicas que está aprovechando Madrid tiene que ver con posicionarse como un nexo fundamental entre Europa y América Latina, gracias a que cuenta con una situación geográfica excepcional y la ventaja del idioma. Esto lo hace a través de unos centros de datos que han acaparado el foco mediático en estos últimos años, posicionado a nuestra capital como el gran “hub” digital del sur del viejo continente.