Madrid se convertirá en destino surfista

Madrid se convertirá en destino surfista

Madrid está preparada para presumir de la playa urbana más grande de Europa y de un parque de olas que le permitirán ser destino mundial del surf.

El socio fundador de Teras Capital, Miguel de Lucas, ha explicado que esta playa será un atractivo turístico, ya que, además de atraer turismo nacional, generará bastante tráfico internacional, dada “la buena climatología de Madrid y de todo su entorno”, además de “la pujanza que tiene la capital en toda Europa”.

De Lucas ha detallado que el proyecto, que contará con una inversión de entre 35 y 45 millones euros, dispondrá de cuatro o cinco hectáreas de terreno, en el que además de contar con un espacio de arenal, también se habilitará una laguna de entre 1,5 y dos hectáreas de agua, dividida en cuatro zonas (dos de olas de izquierda y otras dos de derechas).

Este fenómeno es posible gracias a la incorporación de la tecnología de Wavegarden, una empresa española, procedente de País Vasco, considerada como una de las empresas líder en la creación de lagunas de surf.

En todo el mundo únicamente existen hoy siete instalaciones como la que se creará en Madrid, con una tecnología que genera olas cada ocho segundos, llegando a producir hasta mil olas en tan solo una hora. Y aunque muchas veces lo artificial puede suscitar críticas, De Lucas no considera que el surf vaya a perder “su esencia”, ya que -ha explicado- muchos profesionales entrenan en estas instalaciones, que permiten generar más de veinte tipos de olas. El proyecto también contempla la creación de una escuela y tienda de surf, un parque de patinaje, bares de playas, áreas de juego para los más pequeños y otras actividades deportivas de playa en la arena.

Aunque la situación actual de sequía puede poner en duda la sostenibilidad de este nuevo proyecto, las entidades creadoras de la playa aseguran que el proyecto cuenta con un diseño ecológico que certifica la sostenibilidad del proyecto.

Según señalan, el sistema de generación de olas de Wavegarden destaca por ser el más eficiente del mercado, con un consumo máximo de un kilowatio por hora (kWh) por ola, lo que supone 10 céntimos de euro por ola.

Asimismo, está diseñado para minimizar las pérdidas energéticas, maximizar el rendimiento de la maquinaria y, además, recuperar y reutilizar parte de la energía generada en cada ola.