El Parque del Retiro entre los parques más populares de Europa

El Parque del Retiro entre los parques más populares de Europa

El Parque del Retiro encabeza la lista de los parques más populares de Europa, según datos de la plataforma de reserva de actividades Musement que ha analizado más de 3.800 lugares de interés al aire libre en toda Europa en base al número de reseñas recibidas en Google.

El Parque del Retiro de Madrid, con más de 153.000 reseñas lidera la clasificación de los parques y atracciones naturales más populares de Europa, según datos analizados por la plataforma Musement.

Aunque en sus inicios esta enorme zona verde pertenecía a la monarquía española, desde finales del siglo XIX es un espacio público. En sus 125 hectáreas los amantes de la naturaleza pueden pasear por los esplendorosos jardines, como el Parterre o la Rosaleda, mientras que a los apasionados de la cultura les encantarán las exposiciones que alberga el Palacio de Cristal, la estatua de El Ángel Caído y el monumento a Alfonso XII.

El Parque El Retiro es sin duda uno de los lugares favoritos de los Madrileños y sobre todo de los turistas que vienen a conocer la ciudad.

En segundo lugar se encuentra el Park Güell, que se ha convertido en uno de los símbolos indiscutibles de Barcelona, así como en uno de los lugares más populares entre los turistas que visitan la ciudad.

Su importancia es tal que, desde 1984, forma parte de la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco junto con otras seis obras de Antoni Gaudí. A la belleza arquitectónica de la escalinata principal, la Sala Hipóstila o el famoso banco ondulado de la Plaza de la Naturaleza, hay que añadir la enorme diversidad botánica presente en este espacio verde.

La tercera posición de los parques europeos favoritos la ocupa el Hyde Park en Londres que ocupa una superficie de más de 140 hectáreas, y es uno de los ocho Parques Reales de Londres. Además de pasear, tomar el sol o relajarse frente al lago Serpentine, el parque alberga numerosos memoriales, fuentes y estatuas de interés cultural. Una de las zonas más emblemáticas es Speakers Corner, situada en el extremo noroeste del parque, cerca de Marble Arch.

Los Jardines de Luxemburgo, París (Francia) son considerados uno de los espacios verdes más bellos de París, su creación se remonta a 1612, cuando la reina regente María de Médicis ordenó su construcción para complementar el Palacio de Luxemburgo.

En la actualidad, 21 de sus 23 hectáreas están abiertas al público, y en ellas se aprecian claramente dos estilos diferentes de jardines: el inglés y el francés. Pasear por la rosaleda, admirar la colección de orquídeas del invernadero, maravillarse con las más de 100 estatuas repartidas por el jardín son solo algunas de las muchas cosas que se pueden hacer en estos jardines situados entre barrio Latino y el barrio de Saint-Germain-des-Prés.

El puesto número cinco del ránking es para otro parque público de París: el Jardín de las Tullerías, situado entre el Museo del Louvre y la Plaza de la Concordia. Cuando Catalina de Médicis ordenó la construcción del Palacio de las Tullerías en 1564, quiso acompañarlo de unos esplendorosos jardines y, aunque el palacio fue destruido muchos años después por la Comuna de París, los jardines lograron salvarse.

El parque de Prater en Viena, que fue abierto al público en 1766 es otro los lugares elegidos para el ocio de los europeos. En su interior alberga el parque de atracciones Wurstelprater, en el cual se encuentra la famosa Noria Gigante de Viena. Por otro lado, la parte del ‘Prater verde’ cuenta con amplias zonas boscosas y de césped, ideal para pasear, montar en bici, hacer un pícnic o simplemente descansar y respirar aire puro.

El parque más grande de Varsovia el Parque Real Lazienki fue proyectado en estilo barroco por el arquitecto Tylman van Gameren. En la actualidad, en las 76 hectáreas del parque se distinguen tres secciones bien diferenciadas, creadas en distintas épocas: el Jardín Real (siglo XVIII), el Jardín Romántico (siglo XIX) y el Jardín Modernista (siglo XX).

Villa Borghese es uno de los parques más visitados de Roma, y la perfecta fusión de arte y naturaleza explican en gran medida su éxito. El cardenal Scipione Borghese comenzó a transformar y ampliar la zona en la que hoy se encuentra el parque a finales del siglo XVI, con la intención de convertirlo en un símbolo de la grandiosidad y el prestigio de la familia Borghese.

Cierra el top 10 otra atracción italiana, el Parque Sempione de Milán. Este oasis urbano, que se extiende a lo largo de 40 hectáreas, se encuentra justo al lado del Castillo Sforzesco, uno de los monumentos más importantes de la ciudad.