Madrid estrena la Oficina de IA para impulsar el uso de esta tecnología en servicios públicos

Madrid se prepara para ser una “ciudad inteligente”

La Comunidad de Madrid estrenó la nueva Oficina Técnica de Impulso de la Inteligencia Artificial, responsable de promover el uso de esta tecnología para la mejora de los servicios públicos. Con la publicación de la Orden en el Boletín Oficial regional se da luz verde a esta iniciativa con la que el Ejecutivo autonómico apuesta por modernizar sectores clave como sanidad, educación o industria, según se informó en la web del Ayuntamiento.

Este organismo nace para coordinar y promover los proyectos disruptivos que ayuden a optimizar y a hacer más eficiente y personalizada la atención a los ciudadanos. Concretamente, su trabajo se orientará a definir cuál será la estrategia pública en esta materia, asegurar los recursos necesarios para su puesta en marcha y coordinar al resto de entidades implicadas. Asimismo, concentrará las labores de impulso, estudio y análisis que se hagan en esta área y potenciará el valor de las inversiones que se acometan en los diferentes ámbitos de la Administración.

El consejero de Digitalización, Miguel López-Valverde, presidirá esta Oficina, que contará con representantes de todas las consejerías y la colaboración de las principales tecnológicas nacionales e internacionales, cuyos casos de uso puedan ser valorados para su aplicación. Tanto multinacionales como startups trabajan ya en soluciones con IA para ofrecer servicios al ciudadano, con aplicaciones encaminadas a resolver dudas, agilizar trámites o proporcionar información; prevención y respuesta ante desastres y anticipación de catástrofes mediante el análisis de datos; seguridad y vigilancia, usando sistemas de reconocimiento facial, o mantenimiento de infraestructuras, con sistemas que pueden predecir fallos de funcionamiento.

En este sentido, el Gobierno regional quiere valerse del conocimiento, la experiencia y el valor que pueden aportar las empresas del sector y aplicar sus soluciones al ámbito público en beneficio de la sociedad. Para ello, la Oficina de Inteligencia Artificial identificará programas piloto, elaborará un catálogo de aquellos que se alineen con los objetivos y la estrategia autonómica e impulsará su desarrollo e implantación en los servicios públicos madrileños.