La Fundación Mutua Madrileña y el Hospital La Paz se unen para crear un ‘termómetro inmunológico’

La Fundación Mutua Madrileña y el Hospital La Paz se unen para crear un ‘termómetro inmunológico’

El Hospital La Paz, con ayuda de la Fundación Mutua Madrileña busca un ‘termómetro inmunológico’ para controlar a los niños trasplantados. El investigador que encabeza el estudio es el coordinador del Servicio de Inmunología, Eduardo López Granados, que trabaja con investigadores y clínicos de diferentes especialidades que tratan a niños trasplantados y que además intercambian información en la Red Europea TransplantChild.

El Hospital Universitario La Paz es el único de la Comunidad de Madrid que realiza toda la cartera de trasplantes pediátricos lo que lo convierte en la cabeza de la red europea TransplantChild que coordina 18 hospitales de 11 países.

Una vez el órgano ha sido colocado en niño hay que cuidarlo para que no haya un rechazo, por eso hay que modular el sistema inmunitario del receptor para que trabaje al mínimo y no vea el nuevo órgano como una amenaza e intente eliminarlo.

Esta investigación de ‘termómetro inmunológico’ quiere avanzar en el conocimiento del proceso inmunológico que tiene lugar en todos los trasplantes para entender cómo el sistema responde a la medicación.

Actualmente, las pautas las marca la experiencia clínica y los niveles que alcanza un fármaco en sangre, pero “realmente no existen unas pruebas que contribuyan a hacer un ajuste fino de la inmunosupresión”, según el doctor López Granados.

La investigación se está centrando en ver cómo tras el trasplante se recuperan distintos tipos celulares del sistema inmunitario.  Además, están buscando validar un ‘termómetro inmunológico’, una vez se obtengan los indicadores, se podrá utilizar en los niños al principio del trasplante para evitar el rechazo agudo, donde se necesita una inmunosupresión muy intensa, que poco a poco se puede ajustar.

El estudio persigue encontrar la forma de tratar cada caso de forma más individualizada, consiguiendo nuevos parámetros que permitan tomar decisiones más informadas y posibilitar tratamientos más eficaces y menos tóxicos.

La Fundación Mutua Madrileña, presidida por Ignacio Garralda, lanza cada año desde 2004 una convocatoria de ayudas a la investigacion en salud que desde sus inicios ya acumula más de 57 millones de euros de inversión total. Pero la salud no es el único campo en el que la fundación colabora, también lucha contra el acoso escolar y la violencia de genero a través de varios proyectos.