¿Cómo prevenir las caries en los dientes de leche?

Caries en dientes de leche

Los dientes primarios, conocidos también como dientes de leche, son tan importantes como los definitivos. Si bien acabarán cayéndose, son indispensables para que los niños puedan masticar, deglutir y hablar bien. De ahí, que sea fundamental mantener en sus primeros años de vida una buena salud bucodental y prevenir enfermedades infecciosas como las caries.

Para evitarlas, la dentista infantil en Madrid, Zonia Briceño Marcano, recomienda seguir los siguientes consejos:

  • La primera persona en cuidar su salud bucodental debe ser la madre. Y es que, según indican algunos estudios genéticos, las caries aparecen con más frecuenta en niños cuya madre haya padecido de esta afección. Además, las madres deben evitar acciones que faciliten la transmisión de la infección como chupar el chupete del bebé o su cuchara.
  • Controlar los alimentos que consumen los niños es fundamental. Deben evitar comer grandes cantidades de azúcar -presente en refrescos y golosinas- y, en caso de consumirlos, tienen que cepillarse lo dientes de inmediato. Es aconsejable que ingieran alimentos crudos y ricos en fibra como zanahoria, manzana y pan integral.
  • Evitar que los niños se queden dormidos mientras succionan el biberón de leche. Y es que, el azúcar podría quedarse adherido por un periodo prolongado, eliminando así el esmalte dental.
  • Son más propensos a tener caries los niños que presentan fisuras o depresiones en los molares. En este caso, es conveniente aplicar una fina capa de resina que impida que las bacterias lleguen a las grietas de difícil acceso de las muelas.
  • Cepillarse los dientes una o dos veces al día con pasta fluorada. Mineral que, además de prevenir las caries, fortalece la dentadura. Antes del primer año, basta con limpiar los dientes con una pequeña gasa.
  • Visitar regularmente al dentista infantil para evitar enfermedades y tratar los factores que las ocasionen. A los cuatro años es cuando se debe llevar al niño por primera vez al odontopediatra, a excepción de que presente con anterioridad alguna irregularidad.