Restauración abierta al público de ‘Susana y los viejos’

rubens susana y los viejos

Con una restauración abierta para que el público pueda acercarse a la obra y el trabajo de recuperación, la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando presenta la obra ‘Susana y los viejos’ de Pedro Pablo Rubens.

El director del museo, José María Luzón, indicó que la restauración ha superado la primera fase que ha sido realizada completamente desde la pared, sin bajar la pieza y con unos andamios, y que ya se pueden empezar a admirar sus colores originales.

La segunda fase del proceso iniciará cuando se gire la pintura y se pueda apreciar su reverso. Esto será en unas semanas, y la gente verá todo lo que se pueda ver.

“Esta que es la primera pintura que compró la institución en 1778 y una de las diez obras más relevantes de la academia, por lo que para nosotros es muy importante que se vea y que esté en óptimas condiciones para ser transportada a otras exposiciones en Europa”, señaló Luzón.

En más detalles sobre la obra ‘Susana y los viejos’ dijo que está hecha en cuatro tablas muy pesadas, lo que hace que sea difícil su traslado. Es por esto que su intensión es que el proceso de restauración se realice en un espacio participativo “sin descolgar la pintura, con las restauradoras sobre un andamio, manteniendo un diálogo con el público”.

La conservadora y restauradora Silvia Viana, encargada del proceso de recuperación junto a su homóloga Judith Gasca, subrayó que los trabajos se están realizando de manera profunda y han tenido que “quitar los barnices oxidados, los matices amarillentos e intervenir los marcos para eliminar las capas superpuestas en el oro del marco”.

Descubrieron que el marco es una talla de flores y no una superposición, mientras que en la pintura se observan las uniones abiertas del movimiento de la madera y hemos descubierto unas capas repintadas”.

En relación al tema del fresco, Luzón ha explicado que se trata de “un desnudo justificado” y que para el momento “fue muy aceptado en comparación con otros desnudos que eran un escándalo”. Rubens pone como protagonista a una modelo que ya había retratado para “pintar la historia de Susana y de los ancianos que intentaron violarla”.

La restauración es posible gracias a una donación de 10.000 euros recaudados en la gala de entrega de los Premios Iberoamericanos de Mecenazgo, organizada por la Fundación Callia, que se celebró en febrero en el Teatro Real de Madrid.