La Biblioteca Histórica de la UCM acoge una exposición única sobre la “emoción de la ópera”

emoción de la ópera

La Biblioteca Histórica Marqués de Valdecilla de la Universidad Complutense de Madrid acoge la exposición “La emoción de la ópera. Escenarios y protagonistas de Europa a Madrid”, una cita ineludible para los aficionados de la ópera.

La exposición que muestra la evolución de este género musical en Europa y España en el siglo XIX y comienzos del XX, a través de los libros y manuscritos del denominado Fondo Vidal Llimona y Boceta.

El catedrático de Musicología de la UCM Emilio Casares descubrió a comienzos de los años 90 el Fondo Vidal Llimona y Boceta que ahora alberga desde hace años la Biblioteca Histórica de la Universidad Complutense.

El profesor emérito ya jubilado, relataba durante la inauguración de la exposición, que un conocido suyo, Andrés Ruiz Tarazona, había visto cuatro cajas llenas de partituras manuscritas en la calle y le avisó. Al día siguiente, fueron los dos para buscar las cajas, pero ya no estaban, aunque sí consiguieron localizar la casa de la que habían salido.

Según relata Casares, era una casa de grandes dimensiones, y en cada una de sus habitaciones había cajas llenas de partituras y distintos materiales musicales. Su dueño debía tener algún tipo de relación familiar con la empresa Vidal Llimona y Boceta, la que servía al Teatro Real y a otros muchos los materiales operísticos. La casa iba a ser vendida y todo aquel material no podía quedarse en ella. Casares y Ruiz Tarazona se ofrecieron a llevarse todo aquello. Pero antes, para poder inventariar lo encontrado alquilaron la casa durante tres meses antes de ser entregada a sus nuevos dueños. Casares llevó allí a sus colaboradores en el Instituto Complutense de Ciencias Musicales, creado pocos años antes.

Lo que Casares y su equipo encontraron fue una colección gigantesca y única en Europa y en el mundo; una joya para todos los aficionados de la ópera, para la Universidad y para los investigadores.

En la exposición se muestra apenas un 5 por ciento de los materiales del fondo. La muestra está dividida en dos partes. La primera, de la vitrina 1 a la 10, traza las redes culturales a las que pertenece la ópera: su relación con la literatura o con el teatro, su introducción en España… La segunda, de las vitrinas 11 a la 20, es un homenaje a los lugares, a sus protagonistas y a las profesiones: los espacios arquitectónicos, los cantantes, los compositores, los técnicos, sastres, costureras, apuntadores…